Ruta del Vino

Conocer Lisboa descubriendo su vino.

 

 

RUTA DEL VINO

 

En una tierra donde elaborar vino es una tradición, este es un viaje de saber y sabor hecho de conocimientos ancestrales, de innovación y de algunos de los más bellos paisajes del país.

 

Extendiéndose a través de planicies, sierras y ríos hasta descansar en el Atlántico, Lisboa ha erigido sus viñedos a lo largo de territorios que condicionan también el terroir de sus vinos. Cada botella cuenta la historia de una cultura, cada copa celebra la vida de una región nacida a camino del mar.

 

La Región de los Vinos de Lisboa _ la cual incluye las denominaciones de origen controlado de Alenquer, Arruda, Bucelas, Carcavelos, Colares, Encostas d’Aire, Lourinhã, Óbidos y Torres Vedras_ se levanta como paisaje vitivinícola tan especial cuanto los elementos naturales que la definen.

 

Impera a veces el verde, otras veces el azul. Se impone el bullicio de la ciudad, desvaneciéndose en el silencio absoluto de la montaña. Del canto de los pájaros en pleno campo se parte hacia el romper de las olas. Y del viento salado llegamos a la brisa caliente del interior.

 

De la belleza de este territorio de paradojas surge una miríada de suelos, microclimas y topografías donde prosperan las tradicionales cepas portuguesas y las más famosas cepas internacionales. Esta región, con una larga historia dentro de la viticultura nacional, es tan productiva como heterogénea, produciéndose aquí algunos de los mejores vinos del mundo, los cuales se caracterizan por su carisma, su fuerte personalidad y sus singulares trazos de caráter.