Vila Franca de Xira



12 resultados
TripAdvisor Puntuación de viajerosBasado en 2 Opiniones

Pasear en el Barco Varino Liberdade es una experiencia única por su valor patrimonial e histórico. En una sola visita se puede disfrutar del turismo de naturaleza, fluvial y cultural.

La casa donde nació el torero Mário Coelho es lugar de visita obligada para los aficionados.

TripAdvisor Puntuación de viajerosBasado en 50 Opiniones

Ven a observar aves en su hábitat natural, explorar el lado salvaje del Tajo, sólo a 30 minutos de Lisboa. Visitas guiadas a partir de 5 € a 12 € persona.

La Biblioteca municipal Fábrica das Palavras, del arquitecto Miguel Arruda, es una singular y bellísima obra arquitectónica.

Antigua propiedad noble del siglo XIV y una casa del siglo XVIII, tiene un elevado valor patrimonial, por sus azulejos del interior y la Iglesia. Encontramos áreas deportivas y de ocio y una granja pedagógica.

Con una vista imponente sobre el Tajo, la Finca y el Palácio de Subserra han sido fundados en el siglo XVII. Aquí eres producido el vino Encostas de Xira y también se pueden realizar eventos.

Fundado en el siglo XVII, importante en la historia de Portugal del siglo XIX, fue decorado con magníficas colecciones de arte, donde se pueden realizar eventos. Hay un área agrícola y otra de cultivo de cítricos.

TripAdvisor Puntuación de viajerosBasado en 182 Opiniones

With a modern architecture and décor and a prime location next to the main access roads to Lisbon, Porto, Algarve and Spain and 15 minutes from Lisbon International Airport.

TripAdvisor Puntuación de viajerosBasado en 35 Opiniones

Conozca décadas de creación artística y cultural de intervención social de uno de los movimientos culturales más decisivos del siglo XX portugués

Conozca mejor Vila Franca de Xira a través de su museo municipal.

Parque Linear Ribeirinho do Estuário do Tejo tiene senderos peatonales y ciclables, un Observatório de Aves, el Núcleo Museológico A Póvoa e o Rio y una Casa Avieira.

Como prevención ante la tercera invasión napoleónica, que planeaba conquistar Lisbona, se construyeron en secreto tres líneas defensivas con 152 fortificaciones y 85 km de extensión.