Canal Lisboa pages are only available in Portuguese

X

Vinos

La región de vinos portuguesa más fresca y excitante en este momento es la de Lisboa. Después de los éxitos internacionales absolutos del Duero y Alentejo, ahora es en Lisboa donde se encuentran las mejores experiencias y las nuevas sorpresas. Al cruzar las variedades tradicionales portuguesas: además de la famosa Touriga Nacional, la Tinta Roriz y la Touriga Franca – en los tintos; y el Arinto, Encruzado y Alvarinho – en los blancos; con Chardonnay y Cabernet Sauvignon; se han conseguido unos resultados que entusiasman a los entendidos.
Existen varias denominaciones de origen en la región, con características completamente diferentes. El Moscatel de Setúbal tiene fans en todo el mundo, siendo un vino generoso de referencia. Mientras que Bucelas sigue produciendo unos blancos que ya la corte inglesa apreciaba; Colares y Carcavelos tienen una producción casi residual, pero con un gran interés histórico.. Concierte una visita a las diferentes bodegas de la región para conocer un poco mejor estos vinos apasionantes.


Setubal
0

Conoce más sobre la casa del vino más dulce de Lisboa. El Moscatel de Setúbal es una institución nacional, tan apreciado en el país como en el extranjero.


Palmela
0

Conoce la región de vinos más increíble de Lisboa. Con referencias premiadas a nivel internacional y varias bodegas innovadoras, los vinos de Palmela son una um excelente sorpresa.


Carcavelos
0

Prueba uno de los vinos más raros de Portugal. Perfecto para finalizar una comida especial o para probar en una tarde de paseo por esta área de Lisboa.


Colares
0

Prueba un vino de Lisboa como nunca has probado, con todo el carácter que le otorga una región única y especial. El Vino de Colares merece una visita a la tierra que lo produce.


Bucelas
0

Conoce uno de los vinos portugueses más antiguos del mundo. Hecho a partir de la casta Arinto, tiene un aroma único, cercano a los Riesling alemanes. Perfecto para beber fresco en una tarde caliente.


Ginjinha
0

Pide la bebida típica de Lisboa, que te calienta cuerpo y alma de noche y de día. Merece la pena recorrer todas las capillas, o mejor, las distintas tascas que la sirven para escoger la tuya.