Farolas de Lisboa

Lisboa es famosa por su luz única y singular. Pero las luces y las farolas que iluminan la ciudad de noche también son especiales.

Descubre el secreto de Lisboa que está a la vista de todos los que la visitan: las farolas.

En su forma antigua, en estructuras de metal sujetas a las paredes; o en su forma más moderna, en columna; estas farolas cuentan la historia de la iluminación pública de la ciudad.

Las candelas de aceite mandadas instalar por Dña. María I fueron sustituidas por farolas de gas y por los primeros globos eléctricos, en 1878.

Las estructuras, de hierro forjado, fundido y granito, son representantes de los estilos romántico y moderno que fueron decorando la ciudad.

Muchas de ellas adornadas por el símbolo de Lisboa - la carabela con los dos cuervos - pueden verse en barrios tradicionales y en las Avenidas Nuevas.

Descubre la luz única de Lisboa – y la manera especial de sustituirla cuando cae la noche.