Ruta de Fado

Visite los barrios típicos del Fado y descubra lugares inolvidables.

Panteão Nacional

Monumento

El Panteón Nacional fue, en otra época, una iglesia, construida en 1568 y casi destruida por un temporal casi un siglo después. Sus obras de restauración solo se terminaron en 1966. Bajo su cúpula, conserva el espacio majestuoso de la nave, decorado con mármoles de colores, y es aquí donde se encuentran, desde julio de 2001, los restos mortales de Amália Rodrigues.

Pastel do Fado

Restaurante

Con terraza y ambiente típico, en este simpático restaurante se puede tomar tapas o una comida completa, donde no faltan especialidades de la cocina tradicional portuguesa, como el bacalao, los pinchos de novillo y los mejores vinos locales. Todos los días hay actuaciones de fado en directo. Pastel de Fado ofrece precios especiales para grupos.

A Severa

Restaurante

A Severa ha sido gestionada por la misma familia durante tres generaciones y se mantiene fiel al nombre que adoptó, el de la mítica cantadora, que es considerada la primera gran cantadora de fado profesional, Maria Severa Onofriana (1820 - 1846). Espacio donde la tradición tiene lugar en la mesa y el culto del fado se reconoce en cada detalle.

Casa de Linhares / Bacalhau de Molho

Restaurante

Este edificio del siglo XVI, donde vivieron los condes de Linhares, quedó muy afectado por el gran terremoto que sacudió la capital portuguesa en 1755. Lo que queda del viejo edificio es muy poco, pero la restauración le ha dado el encanto del siglo XVIII que hoy reconocemos. Hoy, la Casa de Linhares es una de las casas de fado con más prestigio de Alfama.

Taverna d'El Rey

Restaurante

En el pasado, este lugar funcionó como punto de venta de carbón y vino, pero, con el tiempo, se transformó en un rincón fadista. Hoy, este restaurante, situado en una de las principales entradas del barrio de Alfama, es propiedad de la fadista Maria Jô-Jô e identificado como un lugar lleno de historia y simbolismo.