Bairro Alto

En algunos de los barrios más antiguos y tradicionales de Lisboa encontrarás el espíritu festivo y la animación nocturna que no te dejarán creer que estás en el centro de la ciudad. Las calles se llenan de gente de todas las edades para charlar, tomar una copa, ver quién pasa y descubrir las muchas novedades que se pueden encontrar.

No merece la pena preguntar a un Lisboeta por dónde se sale de noche. La ciudad entera se encuentra en el eje de la vida y la animación nocturnas, con espacios para todos los gustos y música para todos los oídos. Las voces más experimentadas aseguran que la noche de Lisboa se hace siempre bajando – y las más poéticas creen que todas las conversaciones son en cursiva. Esto sucede porque el recorrido, comenzando siempre en el Bairro Alto y en sus muchos y variados bares y restaurantes, tiende a bajar la Bica en compañía de otra copa y acaba siempre en el Cais do Sodré, donde las discotecas más concurridas se cruzan con los antiguos bares de marineros, en una mezcla original de culturas y ambientes. Tanto si te gustan los clásicos de los años 80, el hard-rock o incluso lo más reciente que se produce en materia musical, aquí encontrarás noches a tu medida.

En la zona de Santos, tradicionalmente más joven, existe un ambiente más homogéneo y confuso, y no es muy aconsejable para mayores de 25 años, a no ser que estén en busca de las noches locas de universidad ya perdidas en el tiempo. Durante el día, encontrarás en el Bairro Alto varias tiendas alternativas, de discos, de arte y peluquerías; el Cais do Sodré tiene numerosos restaurantes para darte energía, y en Santos, el design district de Lisboa, encontrarás talleres y tiendas de autor únicas, con sugerencias fantásticas e ineludibles. Para llevarte contigo otro lado de Lisboa.